Estabilizacion cintura escapular

www.metodo-pilates.com

Titulos:

Estabilizacion cintura escapular

Resumen:

Buscar eficiencia y economia en la columna alta, en la transicion cervico-dorsal. Una correcta sinergia de los musculos estabilizadores de las escapulas liberara al cuello, fortalecera la espalda y expandira el pecho.

Feed Grupo Facebook Nuestro Blog Facebook meneame Delicious Javier Solas


Usted esta en: =>

Pilates -> Pilates entrenamiento

=>

Estabilizacion cintura escapular


Capitulo siguiente --> Integracion movimiento - Pilates para niños - Alineacion - Calentamiento especifico - Contrologia - Ejercicios gluteos - Estiramiento abdominal - Fundamentos pilates - Pelvis neutra - Suelo o Piso pelvico - Postura - Powerhouse - Relajacion - Sesiones de pilates - Transverso abdomen - Ejercicios columna -


Estabilización de la cintura escapular.

Por Ana Jesús Cardozo.



Dentro del método Pilates el papel de la correcta alineación de los segmentos corporales es fundamental. El segundo fundamento del método es, para ser exactos: la estabilización de la cintura escapular.

Los músculos del tronco permiten tanto la estabilidad como la movilidad. En cada ejercicio se utilizan de alguna manera para estabilizar un segmento y crear movilidad en el otro extremo. Su trabajo combinado logrará los movimientos de flexión, rotación y extensión. Estabilizamos el tronco o el tren inferior para obtener la movilidad de la cintura escapular y viceversa.

piernas de mujer mujer negra
Pilates y la belleza

Definición de neutro escapular: las escápulas se sitúan planas con respecto a la caja toráxica sin excesiva contracción muscular, sino mediante la sinergia de los serratos anteriores, la parte media y baja del trapecio, el romboide y el dorsal ancho.

Antes de realizar cualquiera de los ejercicios de Pilates, es necesario aprender a lograr el manejo de este fundamento. En ejercicios que impliquen cualquier movimiento de brazos cuidaremos su continuidad y especialmente cuando el trabajo implique la extensión de la columna vertebral, para prevenir así cualquier tensión en el cuello, sobre todo la hiperextensión de las vértebras cervicales. Trataremos de llegar al neutro escapular antes de dar inicio a cada ejercicio y mantener esa posición durante toda la sesión.

Para percibir el movimiento, sugiero la siguiente práctica propioceptiva. Posición inicial: tumbados sobre la espalda, las rodillas flexionadas, ancho de las caderas, los pies paralelos y con apoyo firme sobre el suelo. La cabeza descansará cómoda sobre la colchoneta, mientras buscamos la percepción de longitud a lo largo de nuestra columna y el ancho a nivel de los hombros. Durante este movimiento asegúrate que mantienes la contracción del abdomen (transversos) y la pelvis neutra. Colocaremos los brazos extendidos a los lados del cuerpo con las palmas de las manos apoyadas en la colchoneta. Llevaremos los brazos extendidos perpendiculares hacia el techo, a la altura de los hombros. Manteniendo esta posición, al inhalar tiraremos los brazos hacia arriba, como si los dedos quisieran llegar al techo. Prestaremos atención a las sensaciones, notando cómo se despegan hombros y omóplatos. Exhalando volveremos los hombros y omóplatos hacia el suelo, sintiendo así como la espalda alta se apoya y el pecho se ensancha. Repetimos 5 veces.

Ejercicio de localización del neutro escapular. Comienza desde la posición anterior, apoyando los brazos al lado del tronco. Buscaremos mantener, deslizar, suavemente las escápulas hacia abajo y hacia adentro, imaginando que dibujamos una "V" en nuestra espalda. Mantendremos los hombros bajos creando distancia entre ellos y las orejas. Evitaremos que se inclinen hacia delante o se encojan hacia arriba. Inhalando llevamos el brazo derecho hacia atrás tratando de apoyarlo detrás de tu cabeza al mismo tiempo que mantienes el brazo izquierdo abajo sobre la colchoneta. Buscaremos “alargar” los brazos, para ello, pensaremos en que tus dedos quieren tirar lejos de los brazos como para salirse de una manga, siempre en mínima tensión. Durante este movimiento asegúrate que mantienes la contracción del abdomen (transversos) y la pelvis en posición neutra. Desde allí, al exhalar, intercambia los brazos de tal modo que lleves ahora tu brazo izquierdo hacia atrás buscando llegar al piso y el brazo derecho hacia abajo hasta la colchoneta. Armaremos el neutro a nivel escapular permitiendo que la espalda se apoye plana a través de la correcta colocación de las escapulas. Repetimos 5 veces.




¿Cuál es el fin de esta estabilización?



Buscar eficiencia y economía en la columna alta, en la transición cervico-dorsal. Una correcta sinergia de los músculos estabilizadores de las escapulas liberará al cuello, fortalecerá la espalda y expandirá el pecho. Independizará los movimientos de cabeza y cuello de los movimientos de brazos y hombros. El aprendizaje de este control fino, puede abordarse también desde los campaneos internos, externos, aducción, abducción, elevación y descenso de los omóplatos. Una vez más claras estas impresiones, podremos llevar la práctica a posiciones más difíciles, donde ya no esté la referencia del piso: de pie, sentado, cuadripedia, sobre un balón.

Por Ana Jesús Cardozo.


Referencias bibliográficas.

Calais Germán. Anatomía para el movimiento. Tomo I y II.
La anatomía de Pilates. Joan Breibart.









Pilates

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Búsqueda personalizada

Todos los derechos reservados. A nombre de Javier Solas Arroyo y Norberto Perezplata. Portal tematico sobre el metodo pilates creado por Javier Solas Arroyo entrenador superior y Norberto Perezplata licenciado en educacion fisica especialista en deportes para la salud. Colaboran en los texto que asi se indica Ana Jesus Cardozo certificada del Metodo Pilates, Studio and Mat. Formada en S.G.A Stretching Global Activo. Carmen pascual bailarina profesional profesora fitness. Jose Moreno Vasco modelo y especialista en deportes de alto riesgo.